3 lecciones de liderazgo que puedes aprender de Tarantino

El cineasta Quentin Tarantino celebra 53 años de vida este 27 de marzo y nueve aclamados largometrajes que lo han convertido en una figura de culto para el cine.

Ha sido reconocido en múltiples ocasiones por sus dotes como guionista y director; cintas como ‘Reservoir Dogs‘ y ‘Pulp Fiction‘ le han merecido elogios y el reconocimiento del público debido a su particular estilo, cuya mezcla de diversas influencias lo ha colocado en el gusto de amplias audiencias.

Además de disfrutar con el arte que ha creado, hay otras cosas que puedes aprender de este director. A continuación te compartimos 3 lecciones que podrías aplicar en tu vida profesional:

1.-Trabaja sólo con los mejores

Tarantino se preocupa por elegir cuidadosamente a las personas con las que colabora. Sólo basta revisar la lista de actores que trabajan de manera constante con él; todos son talentosos y/o con carreras destacadas: Samuel L. Jackson, Uma Thurman, Harvey Keitel.

El director sabe que no siempre es fácil encontrar al mejor talento, por ello ha seguido trabajando con ellos a lo largo de los años; sabe que juntos obtienen los resultados esperados y como en cualquier ámbito, la dinámica fluye mejor cuando sabes que cuentas con los colaboradores que confían en ti, así como tú en ellos.

En este caso, el resultado se refleja en la pantalla grande.

2.- Absorbe todo a tu alrededor

El estilo del director es identificable por las particularidades que lo separan del resto del cine comercial. Esto se debe a las muchas influencias que convergen en la cabeza de Tarantino. Ha mezclado elementos de diversos géneros en cine, literatura y música para modelar el estilo ‘tarantinesco’.

Grandes líderes, como el cineasta, han destacado no por su gran inteligencia, sino porque prestan atención a su alrededor y toman prestados los elementos necesarios para crear algo distintivo. Para ello es importante empaparse de todo y tener una sed insaciable de nueva información.

3.-Toma riesgos

Es ampliamente conocida la idea de que quien no toma riesgos se pierde de grandes oportunidades y esto lo sabe muy bien Tarantino porque ha esquivado las zonas de comodidad en las que se estacionan otros directores de cine.

Se ha alejado de las historias que aseguran fáciles éxitos en taquilla para centrarse en trabajos con propuestas diferentes, a veces contrarias a lo que el grueso del público desea ver en la pantalla grande. Sin embargo, nada de esto tendría sentido sin ninguna de las dos cualidades mencionadas arriba.

Tomar riesgos con una idea particular, bien argumentada y un equipo ideal siempre será el camino mejor delineado para destacar.

Denise Ramírez

Dinero en Imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *